El viaje como metáfora de la superación humana.

 

¿Cuánto tiempo llevas con la misma rutina?  Todo parece seguir el mismo rumbo: casa, trabajo, amigos, gimnasio, después otra vez casa, trabajo y así todos los días. Esto muchas veces te hace sentir como si nada tuviese sentido. Estás en la zona de confort, pero una voz del interior grita ¨necesito algo más¨. Es ahí cuando tú despiertas e intentas averiguar qué es lo que ha pasado diferente en tu vida últimamente, y te das cuenta de que fuera de esa zona hay algo maravilloso por descubrir. Primero de todo descubrirte a ti mismo, disfrutando de nuevas experiencias, explorando nuevas culturas, gastronomías, masajes etc. Priorizarte a ti a veces, no significa ser egoísta, es necesario. Y la mejor forma de hacerlo es viajando, hacerlo de una manera que nadie interrumpa nuestra paz. Necesitamos salir y desconectar del mundo exterior, disfrutar solos, con un amig@, en pareja o con la familia, en un lugar lejano donde nada y nadie pueda molestar.

Un viaje a un entorno desconocido te lleva a otros límites, los choques culturales sirven para abrirse al mundo y ganar más confianza en ti mismo, nada y nadie tiene tanto poder a ayudar a uno a superarse, como el mundo infinito.

stm50ad10ee207b420121121.jpg

Si te da igual lo que los doctores aconsejan, escucha a tu cuerpo y déjale descansar, llévale a una aventura de senderismo por la playa, la montaña, un bosque, un río lo que más te inspire. Ponte retos y ve a por ellos. Déjate llevar por las curiosidades de una nueva ciudad, piérdete por un pueblo, siéntate y admira la belleza de la naturaleza y si te gusta el shopping, ¿por qué no? 

Escucha tu voz interior y anímate a descubrir qué es lo que le hace falta a tu otro tu. Escoge una maleta pequeña, pon ahí solo lo indispensable y ¡empieza conquistar el mundo! 

Te acuerdas cuando pasaste un día sin horario, sin teléfono, sin televisión, sin estrés, que tengas el cuerpo relajado y que la mente no piense en nada?

 

Corina

Cinco trucos para armar las vacaciones perfectas

 

 

¿Cuántas veces quieres hacer algo y hay tantas opciones que te paralizas?

Una de las cosas que recuerdo con infantil miedo de cuando instalé mi vida en Barcelona, fue verme parada frente al refrigerador del supermercado, en la sección de yogures, paralizada como por diez minutos. Me fui sin yogur.

¿No te ha pasado lo mismo cuando piensas en las vacaciones? Pues quiero compartir contigo cinco trucos para que no termines tomando el sol, con tu fabuloso bikini, ¡sobre la grama de una casa en los Pirineos sin piscina!

1  Concreta bien qué vacaciones quieres.

Hay tantos destinos para visitar como modos de conocerlos. Y de todos ellos hay folios, folletos y catálogos para dar y regalar. Además tenemos  toda la información que soñemos, y la que no somos capaces de imaginar, al toque de un click. Pero muchas veces, tanta información nos agobia. Lo mejor para no caer en trampas es visualizar claramente qué tipo de viaje queremos. Piensa entonces si quieres pasar unas vacaciones sin ninguna preocupación, ni horarios, o quieres darle caña a la diversión, o conocer monumentos perdidos o ciudades maravillosas. ¡ O si lo quieres todo!

2 Visualiza cómo quieres disfrutar de tu tiempo de ocio.

Es importante que te veas en el lugar que deseas, que te imagines  haciendo las actividades que te provocan, que dispongas una agenda del tiempo que quieres dedicar a cada cosa: pasear, bailar, dormir, leer, nadar, correr… Sólo si sabes bien lo que te pide el cuerpo podrás encontrar el lugar ideal que te ofrezca todas las ventajas que quieres.

3 Selecciona tres opciones.

Ya estás lista para  buscar la información. Una alternativa siempre válida es acudir a una agencia. No en vano son profesionales y conocen como nadie todos los detalles que debes considerar.  Otra posibilidad es que busques en internet, en las agencias online, pero recuerda, focaliza. Pide solo tres opciones que se ajusten a tu idea y te ofrezcan precios acordes a tu presupuesto.

4 Qué debes buscar.

Si decides hacer tu propia pesquisa ten en cuenta que debes buscar primero el alojamiento. Una vez sepas dónde quedarte, debes pensar en dónde comer. Lo más común es que el desayuno sea en el alojamiento, sobre todo si es un hotel, pero todo depende del lugar que escojas. Ten en cuenta que saborear los platos típicos de la zona que visitas puede hacer de tu viaje una mejor experiencia. Luego centra tu búsqueda en la forma de transporte que requieras: te moverás en transporte público, comprueba si hay buenos servicios, o tienes opciones de alquiler de coches, o puedes contratar taxis. Te queda  indagar sobre  las actividades que la ciudad o la zona te ofrece y que respondan a lo que quieres disfrutar en ese viaje. Es útil armar un calendario, con notas de los eventos que te llaman la atención, sus horarios y costos. Sin que sea una pauta militar, ¡te servirá de guía para no perderte nada!

5 Empieza el viaje en el sofá de casa.

Con toda la información en tu mano, y un buen aperitivo, comienza tu viaje en el sofá de tu casa. Siempre que preparo mis vacaciones leo sobre el lugar a donde voy. Oigo su música. Me preparo alguna receta sencilla. Allí empieza mi aventura o mi descanso. Me gusta llegar y sentir que de alguna manera es un reencuentro. Si tu viaje comienza en casa, te sentirás en casa allí a donde vayas.

Rosa

Opciones para Semana Santa

 

Se acerca Semana Santa y aún no he decidido mi viaje, ¿os pasa a vosotros? Tengo claro que  estaré en España, ¿pero dónde?… ¡Ya lo tengo!

 

¡Ven a Burgos!

Voy a disfrutar de la preciosa  ciudad de Burgos, que cuenta entre otros monumentos con la primera catedral gótica de la península, sus procesiones declaradas de Interés Turístico Nacional desde 2013,  y sus cofradías, alguna de ellas como la de La Santa Cruz que datan de 1181, la Ruta del Cid, el Museo de la Evolución Humana, buscaré las huellas de Teresa de Jesús y como no, degustaré su cocina famosa por su cordero lechal, su olla podrida, sus morcillas, sus quesos y sus caldos. ¿Me acompañáis?

Relájate en Zaragoza

Las vacaciones son un respiro, un tiempo para recargar y volver a la rutina con más energía, y nada mejor que hacerlo en una ciudad como Zaragoza, donde encuentras  patrimonio, cultura, encanto.

Recorre los viñedos de sus centenarias bodegas y degusta en catas sus reconocidos vinos y su cava,  o relájate  en sus  fantásticos spas, algunos de ellos en entornos naturales como El Monasterio de Piedra.

Déjate llevar por las orillas del Ebro hasta sus bares de tapas y sus restaurantes para disfrutar de la gastronomía de la zona,

Disfruta sus monumentos, su Basílica, el Teatro Romano, el Puente del Tercer Milenio,  sus museos,  sus parques y jardines, sus palacios, y sobre todo sus gentes. ¡Ven a Zaragoza!.

Déjate sorprender por Valencia

Si, ya sé que han sido Fallas , las primeras después de la certificación de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad,  y toda ella era un espectáculo de arte, color y fuego. Pero verás que esta ciudad puede sorprenderte cada día y a cada momento.

Alquila una bici, (tienes a tu disposición una gran oferta de alquiler)  y visita la ciudad a tu ritmo,  pasea  por sus casi 80km de carril bici, sin prisas y gozando de su clima. Puedes ir por libre, visitando los monumentos más reseñables de la ciudad u optar por sus rutas especiales como pasear por el Parque Natural de La Albufera en la “Ruta del Arroz” o la deliciosa “Ruta de la Horchata” que te lleva por el corazón de la huerta valenciana, a degustar su riquísima horchata.

¿Te apuntas al tour?

María José

Viajar en familia

 

Siempre he pensado que viajar con niños es bastante difícil pero nada más lejos de la realidad…todo depende de cómo te organices…

Cuando tu hijo viene al mundo, eres consciente de que tu modo de viajar va a cambiar y en realidad así es, pero no es que sea mejor ni peor, simplemente es diferente. Por eso, después de buscar sitios dónde poder ir y disfrutar en familia, sé que viajar con niños te hace menos egoísta, ya que te tienes que adaptar en la medida de lo posible a sus necesidades y gustos. Tu lema debe ser: si ellos se divierten, yo me divierto.

Se debe ir con más calma y no pretender andar mucho rato ni visitar el máximo número de museos o de monumentos sino que es mejor por ejemplo, utilizar un tren turístico que te lleve de sitio a sitio y así poder ver más cómodamente la ciudad.       

Para que no haya problemas, prepara las cosas con tiempo: el transporte, los traslados, el alojamiento (decide si coger hotel o apartamento), la documentación, un botiquín y los juguetes favoritos de tu hijo para que se sienta como en casa allá donde vaya.

También existen agencias especializadas en organizarte tu viaje y que todo te sea más fácil. Una por ejemplo que conozco es Travelkids.es, que sus viajes están pensados para hacer disfrutar tanto a niños como a mayores e incluso tienes un animador para todo el viaje. Yo lo he probado y mi experiencia ha sido muy buena.

Por otro lado, quiero decir que otra cosa es viajar con bebés, que de pensar que te tienes que llevar infinitas cosas lo ves todo cuesta arriba, pero la verdad es que es más fácil, ya que los bebés van donde tú quieres y no suelen protestar salvo que tengan hambre. En realidad es una ventaja, ya que los sientas en la silla y en marcha.

En fin, espero haberte ayudado un poquito y convencerte de que un viaje en familia no es difícil sino que es diferente.

Melani 

¡Hola Mundo!

 

 

 

Bienvenid@ a nuestro blog.

Ante todo nos presentamos, somos Corina, Estrella, Leslie, María José, Melani, Nayima, Olivia, Rosa,  Sara, y nuestra líder, Camino. Un grupo de apasionadas por los viajes, la gastronomía  y la comunicación,  que utilizamos esta plataforma para llegar a ti.

Al ser  un equipo de personas provenientes de diferentes países, ámbitos laborales y culturales, cada una tenemos una manera de sentir los mismos paisajes, de ver el mar o la montaña, de saborear los platos típicos de cada lugar. Así pues, en estas páginas vas a encontrar el mundo a través de distintos cristales y perspectivas.

Cada semana publicaremos contenidos, entrevistas, fotos, consejos y sugerencias que esperamos sean de tu interés, y puedan ayudarte en la elección de tus próximos viajes o escapadas.  Contaremos con colaboraciones puntuales  de algunos amigos profesionales del sector y por supuesto,  también nos encantará contar con tus comentarios.

Gracias de parte de todas  por acompañarnos en este maravilloso viaje que deseamos te sea útil en tus próximas aventuras.