La vida en el tránsito de unas maletas. Cinco consejos para aligerar la carga.

Vivir en una ciudad donde, de cada diez transeúntes, al menos cuatro arrastran tras de si una maleta, o varias, no deja de impresionarte. Muchas veces me siento en una terraza de algún bar, de los muchos que pueblan Barcelona, y veo pasar no a la gente, no. No miro sus ojos o sus caras, me quedo absorta mirando sus maletas. Y me imagino sus vidas, sus prisas, sus sueños, traducidos y encerrados a la vez en esa pequeña caja con ruedas. No hay un viaje sin maleta. Por pequeña o modesta o simple que sea.

De todos los rituales que acompañan a un viaje, preparar la maleta es sin duda el momento clave. Es entonces cuando de verdad sentimos el hormigueo. Pero, así como al escritor frente a la hoja en blanco, ¿ no les da un poco de pánico ese rato frente a la maleta vacía?  Aún después de muchas maletas de ida y venida, ese momento lo retraso todo lo que puedo porque me da pánico. Qué llevar, qué no llevar, qué esta permitido y dónde esta permitido y cuánto esta permitido. OMG!

Hemos recogido cinco consejos de expertos viajeros para que la maleta no se convierta en un peso muerto que arruine tu viaje.

1 Menos es más.

Es una premisa que debes recordar. Selecciona una primera tanda de cosas que quieres llevar y aplica la premisa. Menos cosas. Más espacio. Suprime esas prendas que llevas por si acaso. Haz un cronograma de días y actividades, lleva lo que seguro vas a necesitar. Repasa el orden: ropa interior, pantalones/falda o vestido, camisa/blusa/franela, zapatos, accesorios.

Recurre a las piezas clásicas que son fáciles de combinar. Recuerda que estando de viaje seguro comprarás algunas prendas, ¡déjales espacio!

2 Frío o calor

Si conoces tu destino, puedes consultar el tiempo que esta previsto para las fechas en que viajas. La época del año es sin duda la mejor referencia. Ajusta tu ropa al clima.

3 Noches de Fiesta

Nuestros itenerarios de viaje suelen incluir algunas noches de fiesta. O algún evento de gala. Pero no necesitas todo tu guardarropa. Escoge como máximo dos combinaciones con las que te veas fabulosa y te sientas cómoda. Si son piezas combinables entre sí, aún mejor. Selecciona un juego de accesorios que vayan a juego y listo. No olvides los zapatos en conjunto.

4  Los zapatos

Debes considerar al menos un par de repuesto a los que llevarás al salir. Deben ser cómodos. Es mala idea llevarse zapatos nuevos a un viaje. Busca entre tu armario los que sean de unos tonos más neutros, que protejan el pie, más fáciles de combinar o que combinen con todo. Pero sobre todo deben ser cómodos.

5 Los imprescindibles

Toda maleta debe tener un bañador. No importa si vas a esquiar. Siempre puede haber una ocasión, bien sea en el hotel  o en el destino. Y todas sabemos lo difícil que es encontrar un bañador que nos favorezca.

Tampoco puedes dejar nunca nunca un cargador universal para tus equipos electrónicos.

Aunque vayas a un destino de calor, en verano, y tu ropa sea ligera, nunca dejes de llevar una rebeca o un jersey liviano, para las noches o lugares con aire acondicionado.

Conviene no dejarse las sandalias de goma para la ducha. Inclúyelas en el kit de baño y aseo personal.

Por supuesto, un pequeño neceser con aguja, hilos negro, blanco, marrón. Un par de botones. Tijeras. Dedal. Eso sí, recuerda que no debe ir en la maleta de mano.

Tu accesorio de primeros auxilios, con tiritas, pastillas contra el mareo, analgésicos y otros medicamentos contra males frecuentes en el viaje.

Pasaporte en regla, pasajes, dinerito, y, ahora que ya la tenemos lista, maleta en mano. ¡Y buen viaje!

Rosa

Conversación con Manuel Ordoñez

Hace un par de meses que la vitrina de una nueva agencia de viajes despertaba nuestra curiosidad. ¿El motivo? Además de una pantalla gigante con hermosas imágenes de lugares increíbles, y un tapiz con un mapamundi impresionante, nos invitaba a entrar su oferta de ser la casa del nuevo viajero.

Nos encontramos con una sala de exposiciones, un ambiente acogedor y una nueva propuesta para los que amamos viajar. Así que queremos compartir la conversación que tuvimos con Manuel Ordoñez, responsable de la agencia B The Travel Brand Xperience, en Barcelona, sobre este nuevo concepto de agencias de viaje, que no solo se concentra en la venta directa, sino que también quiere inspirar desde la difusión de los destinos a través de una agenda cultural abierta al público general.

¿Cómo surgió la idea de promocionar los destinos a través de experiencias en su oficina?

M.O. Pues por no hacer una agencia que fuera lo típico. Muchas veces la gente asocia que ir a las agencias es para hacer el tramo más angustioso de realizar un viaje. Porque una cosa es tener la expectativa del viaje, la imagen que tú te haces y demás, pero lo más engorroso es el tema de trámites. Lo que hacemos en esta oficina para desasociar esa percepción es inspirar al cliente para un viaje. Muchas veces tú tienes una idea y no te acabas de decidir, y a lo mejor con una de las experiencias, tal vez culinaria o con una charla o una exposición de fotos, te acaba de convencer. O te apetece ir a un lugar en el que no habías pensado.

¿Es lo que os distingue de vuestra competencia?

M.O. Sí y no. Si por la parte de ser la primera oficina de este tipo en Barcelona. Actualmente hay tres en España y pronto serán cuatro (…) Pero la diferencia creo que esta en que aquí somos más globales, queremos abarcar desde un billete en tren a Alicante, hasta la vuelta al mundo. Queremos a atender al cliente siempre, no solo en algunos momentos. Queremos empezar por ser un lugar de encuentro entre personas que tienen una misma pasión, ofrecerles experiencias que les acerquen a esos destinos soñados aunque aún no se estén planteando el viaje.

¿Y por ejemplo que experiencias nos recomiendas?

M.O. Este mes tenemos experiencias dedicadas al Tíbet, a África, a los animales del mundo, una ronda por jardines de la ciudad de Barcelona y cerramos con Himalaya. Tenemos muchas charlas, actividades para niños y conferencias. Yo os recomiendo que vengáis y así las podéis vivir en primera persona. Ponemos cada mes la agenda en la página web.  https://www.bthetravelbrand.com/xperience/barcelona/events/

Exposición Perú al completo. Fotos de Morgana Vargas Llosa

¿Con tanta información disponible en la red, como profesional, podrías decirnos por qué sigue siendo ventajoso acudir a una agencia para organizar nuestros viajes?

M.O. Piensa que primero es nuestro trabajo. Nos dedicamos a ello en exclusividad. Sabemos dónde acudir para encontrar mejores alternativas, sabemos qué problemas pueden haber, sabemos cómo reaccionar para resolverlos, sabemos organizártelo. Es como si me preguntas por qué debemos acudir a un hospital o a una escuela. También puedes intentar curarte en casa. Puedes ser autodidacta. Lo que quiero decir es somos especialistas en esto, sabemos cómo gestionarlo y cómo hacerlo más fácil y confiable.

Lo que ofrece nuestra empresa, B The Travel Brand, y esta agencia especialmente, es el cliente 360grados. Tú puedes hacer una reserva desde la web de la empresa. Desde esta oficina yo te puedo dar un código, o lo puedes buscar tú mismo en la web, te das de alta y seleccionas la oficina que tienes más cerca, y así tú puedes navegar por nuestra web y seleccionar tu viaje.

Todo lo que hagas allí lo estás haciendo por internet con los precios de internet, pero tienes el respaldo de la agencia. Si después llegas a aquí y me dices: oye, pero quiero un seguro, ya te lo pongo yo, o cualquier otro complemento o asistencia, si pasa algo con la línea área porque te ha cambiado algo en tu vuelo, el que se va a pelear con la línea área soy yo, tú no vas a tener que llamar y esperar, yo lo gestionaré y te llamaré con la solución.

Es un poquito para que tengas acceso a lo mejor de los dos mundos. Por ejemplo, tú puedes reservar un vuelo, digamos que te despiertas en la noche soñando con un viaje y consigues un vuelo muy barato, que no te quieres esperar porque lo puedes perder, lo puedes hacer desde la web de la agencia, con el código, e inmediatamente entra en la oficina y tienes el soporte de la agencia después.

¿Qué características tiene que tener un buen agente de viaje?

M.O. Ilusionar a la persona que va a viajar. Piensa que la mitad de un viaje, es la ilusión y las expectativas que tú tengas del destino.

Un buen agente debe ayudarte a ilusionarte con el destino para tus vacaciones, porque has esperado mucho y trabajado mucho para disfrutarlas.

Cuando me preguntabas antes por qué acudir a una agencia, también es por eso. En internet tienes que buscar información en mil páginas, preguntar en mil foros, en los foros hay cosas que le gustan a unos y a otros le parecen horribles; yo, si te conozco, te puedo decir este hotel no es de los que te gustan, pero tiene estas ventajas, o este otro te va a encantar, vete a este. Un buen agente es un buen asesor.

¿Qué tendencias hay en las próximas vacaciones?

M.O. Eso depende de los gustos, pero por ejemplo una persona que es aventurera, que le gusta un poquito de todo, un Nepal, una Indonesia, Nueva Zelanda. Argentina también ofrece variedad. Todo depende del gusto y del presupuesto del cliente. Nosotros, por ejemplo, este verano repetimos los vuelos directos de Madrid a Islas Mauricio, y este año tenemos vuelo directo a Jamaica, y un nuevo vuelo a Cuba, en vez de a la Habana, al Cayo Santa María.

Piensa que hoy en día hay que estar abierto a todo. Como te decía antes, el cliente 360; la personalización es una fuerte tendencia. Es posible que un cliente escoja un viaje de catálogo pero que quiera un servicio más personalizado, entonces trabajamos con guías del lugar, o con especialistas de algún área, o un bloguero, preparamos el viaje y los acompañamos.

O también hay clientes a los que les gestionamos los billetes de avión, el rail pass por determinados días, les hacemos alguna reserva de hotel o les damos recomendaciones según la ruta que el cliente tiene pensada, y el resto ellos lo quieren ir gestionando día por día, y se puede hacer, tiene el respaldo de la agencia y a la vez la libertad de moverse como quiera.

No podíamos terminar esta conversación sin saber qué destinos le han cautivado personalmente, así que se lo preguntamos también.

M.O. Por naturaleza a mi realmente me gusta Argentina. Si te gusta la arqueología y demás, yo me quedé maravillado, y no he encontrado nada así, que me impresione más, con Egipto. Últimamente el destino que más me ha gustado ha sido Camboya.

No dudó tampoco en respondernos cuál es ese viaje que tiene pendiente

M.O. ¡Japón, sin duda!

Su expresión no dejaba duda, la verdad. Le brillaron los ojos. El deber le reclamaba, así que nos despedimos de un nuevo amigo, seguras de que volveremos a compartir experiencias comunes, ilusiones y trayectos de viaje.

Tampoco nosotras dudamos: si están por la ciudad condal, pasad a disfrutar de una de sus experiencias, la sola visita vale la pena.

Rosa